Residuos electrónicos: el gran reto del reciclaje

Los residuos electrónicos contienen sustancias muy contaminantes.

Los RAEEs son un muy contaminantes para el medio ambiente.

Electrodomésticos, ordenadores, componentes electrónicos, aparatos eléctricos… ¿dónde los tiras cuando se han roto o ya no te sirven? ¿Dónde deberíamos depositarlos? Probablemente no tengas clara la respuesta, y ahí está el origen de un grave problema medioambiental: más del 80% de los residuos electrónicos acaban en lugares desconocidos. Es la llamada basura electrónica.

Técnicamente hablamos de los RAAEs, los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, en inglés e-Waste. Es muy importante reciclar los aparatos eléctricos y electrónicos.

La tecnología avanza y nos hace la vida más cómoda, pero también genera más residuos de tipo eléctrico y electrónico. Cuando los aparatos ya no funcionan o simplemente el usuario quiere deshacerse de ellos no puede -o desde luego no debe- tirarlos a cualquier parte.

Los RAEEs pueden ser muy contaminantes, ya que muchos contienen sustancias como bromo, fósforo, cadmio o mercurio. Por este motivo su tratamiento tiene que ser específico y respetuoso con el medio ambiente, realizándose en plantas de gestión de residuos especializadas.

Solo en España anualmente se genera un volumen de más de 750.000 toneladas de basura electrónica. Millones de residuos que no siempre acaban donde deberían, además de por los usuarios que no los depositan en el lugar adecuado, por el serio problema que existe con las plantas y desguaces ilegales y las mafias.

Los RAEEs no son solo un problema para el medio ambiente y los usuarios –a los que podría afectar a nivel sanitario-, sino que también a nivel económico. Según un informe elaborado por Interpol y la Universidad de las Naciones Unidas, las pérdidas económicas directas estimadas son de entre 800 y 1.700 millones de euros al año en Europa.

¿Qué hay que hacer con los RAEEs?

Los RAEEs deben tirarse a un punto limpio.

Los RAEEs son la popular basura electrónica, en inglés e-waste.

Cuando renovamos uno de estos aparatos, el establecimiento en el que compramos tiene la obligación de aceptar gratis el viejo y gestionarlo. Las tiendas de electrodomésticos o aparatos eléctricos de más de 400 metros cuadrados también tienen que aceptar que el cliente deje allí aparatos de hasta 25 centímetros, tipo móviles o transistores, sin necesidad de comprar otro.

En el resto de los casos habrá que acudir a un punto limpio. En la página web de la OCU puede consultarse un listado de direcciones.

Desde Todoelectronica tenemos muy claro nuestro compromiso con el medio ambiente, por eso os recordamos que siempre que tengáis que desechar algún electrodoméstico, dispositivo o componentes electrónicos –por la razón que sea-, lo hagáis bien. Es una responsabilidad de todos.

Si estás de acuerdo, no dudes en difundirlo 😉

admin

Desde 1987 Todoelectronica trabaja cada día con un mismo objetivo: promover y potenciar los productos y servicios relacionados con el mundo de la electrónica. A lo largo de estos años nos hemos adaptado a las nuevas exigencias del mercado, incorporando a nuestra oferta las últimas novedades en electrónica, robótica, seguridad o programación entre otros sectores. Un esfuerzo que en cifras se traduce en más de 500.000 pedidos servidos satisfactoriamente y más de 80.000 referencias en nuestro catálogo.

También te podría gustar...